Las botas de antes de 1946 eran altas y con puntera de suela dura, entre corte y puntera le dábamos cola de carpintero para conseguir la dureza de la puntera y que aguantasen el agua. Aunque este sistema parezca raro, no hay que asustarse, por que el jugador que sabe jugar al fútbol, le da con el empeine y no con la puntera. En la historia del fútbol han existido algunos jugadores como por ejemplo Pruden del Real Madrid o Triana del Atlético de Madrid que jugaban de puntera y eran números uno. La realidad es que el 99% de los jugadores que saben jugar al fútbol, le pegan al balón con el empeine.

 

Las botas de aquellos tiempo doblaban como las de hoy en día, justo lo que dobla el pie. Cada jugador se vendaba el pie y el tobillo con arreglo a sus necesidades, dejándose flexibilidad y toque para darle al balón.

 

11190012.jpgPor aquellos tiempos a muchos jugadores de primera y de segunda se le fabricaban artesanalmente a medida, con pieles y suela de primera calidad. A cada jugador se le hacia la bota con arreglo a su pie, para esto las fabricábamos con tres hormas: ancha estrecha y normal y si era necesario se arreglaba la horma para adaptarla al pie del jugador.

 

Jugaban con ellas durante seis o siete entrenamientos y cuando la tenían perfectamente adaptada, jugaban los partidos oficiales. La bota era tan importante como el inflado del balón en su punto.

 

En cuanto a los tacos fabricados en cuero, no resbalaban y el agarre era extraordinario. Mas tarde los fabricamos en aluminio, que eran exactamente igual.

 

La colocación de los tacos en la bota eran: dos largos en el talón, dos medianos en la planta y dos cortos en la puntera, para facilitar meter bien el empeine al balón. Esto en campos blandos o de hierba, en caso de campo duro se utilizaba la misma bota con tacos de suela y en campos con nieve y hielo se utilizaban tacos largos.

 

En el año 1946 llego a España el equipo Argentino San Lorenzo de Almagro y nos dio una lección jugando. Ellos jugaban con bota baja y puntera blanda, después de esto nosotros pasamos de la bota alta y de la puntera dura a bota de corte bajo y puntera media blanda, ya que los campos de fútbol en España eran y son blandos.

 

Después de 40 años fabricando botas al Real Madrid, Atlético de Madrid, F.C. Barcelona, Athletic de Bilbao y en general a la mayoría de los equipos de primera y segunda división e incluso con ellas durante 8 años, llego a la conclusión de que las actuales, son mucho peores en piel, piso y tacos que las antiguas.